jueves, 23 de agosto de 2007

HALLELUJAH


Hoy voy a hablar de otra de mis grandes debilidades, que es Jeff Buckley (17 de noviembre de 1966 - 29 de mayo de 1997). Gran artista con una voz irrepetible, se convirtió en la gran promesa de su generación con su disco debut Grace pero una muerte prematura mientras se bañaba en el río Wolf (Memphis) con sólo ese disco publicado dio al traste con toda su carrera.

Hijo del afamado cantautor folk estadounidense Tim Buckley se crió junto a su madre sin llegar a conocer a su padre hasta los 10 años sin volverlo a ver en su vida. Los críticos siempre trataron de encontrar sus influencias paternas pero el las negaba, o decía que eran unas más, pues no conoció a su padre y era imposible que esas influencias paterno-filiales existiesen.

Su carrera artística comenzó cuando se trasladó a Nueva York en 1990 donde se estrenó en un concierto homenaje a su padre "Esto no es un trampolín, esto es algo muy personal” dijo sobre ese concierto "no era mi trabajo, no era mi vida. Pero me sentía mal por no haber estado presente en su funeral (de su padre), de que nunca tuve la oportunidad de decirle nada. Aproveché ese concierto para mostrarle mis últimos respetos". Actuó interpretando varias canciones de Tim Buckley enmudeciendo al público con su portentosa voz.

Luego comenzó a actuar en garitos de NY él solo con su guitarra eléctrica, siendo el más famoso el Sin-é, bar donde lo descubrieron la gente de Columbia Records y lo ficharon para su discográfica.

Después ya vino su afamado disco Grace que rápidamente recibió alabanzas de los más grandes de la música. Gente como Jimmy Page, Lou Reed, Paul McCartney o Tom Verlaine acudían a sus conciertos, "parece que lo estoy haciendo bien con las estrellas del r&r cincuentonas" decía Jeff. Elvis Costello le invitó a su festival en Londres, Chrissie Hynde le invitó a actuar con los Pretenders,... y así hasta el infinito

Album con 10 canciones, entre las que se encuentran varias versiones, en el que hace uso de su portentosa voz tocando desde las baladas más lentas hasta el punk rock más guitarrero. Por cierto, si alguien se atreve a decir que la voz de Thom Yorke en Radiohead es de lo más original es que no ha escuchado a Buckley nunca, lo mismo se podría decir de otros como el cantante de Muse o Coldplay.

Con este disco empezó su guerra con el mundo discográfica y su aversión a la fama. Al acabar la gira de presentación se dedicó a hacer una gira bajo seudónimos diferentes para no ser reconocido:

“Hubo una época en mi vida no hace mucho tiempo en la que podía llegar a un café y hacer simplemente lo que quería, hacer música, aprender tocando mi música, explorar lo que ello significa para mí, por ejemplo divirtiéndome mientras aburro o entretengo a una audiencia que no me conoce o que no sabe a qué me dedico. En esta situación me puedo permitir el precioso e irremplazable lujo de equivocarme, de arriesgarme, de rendirme. He trabajado muy duro para conseguir todo esto, este entorno donde trabajar. Lo amaba y ahora que lo he perdido lo echo de menos. Lo único que estoy haciendo es reclamarlo.”

Durante la grabación de su segundo disco, en circunstancias extrañas se fue a bañar en el río y desapareció. Su cuerpo se encontró al cabo de cinco días. El misterio siempre ha rondado la muerte de Buckley y, probablemente, nunca se sabrá la verdad.

Tras su muerte se han publicado varios discos póstumos con directos y grandes éxitos, incluso un DVD con una actuación en directo pero el verdadero Jeff Buckley se encuentra en Grace.

Puedo decir que Grace, junto con el London Calling comentado ayer, puede ser el disco que más he escuchado en mi vida y nunca me canso de darle al play. Al igual que el disco de los Clash me es imposible escoger una sola canción del disco, el disco es en sí una maravilla y cualquiera de las canciones valdría, os pondría el disco de cabo a rabo pero como hay que escoger una… os pongo la versión que hace del “Hallelujah” de Leonard Cohen, probablemente lo más conocido de su disco. Versión grandiosa que supera a la original y que el propio Cohen dijo que no la volvería a tocar en directo una vez que escuchó la versión de Buckley. Os pongo una actuación en directo de esta canción, ¡¡¡Dios, se me pone la piel de gallina cada vez que la escucho!!!

Mañana más y mejor

PD: Mañana último día de este blog. Se acerca el adiós.

1 comentario:

Dream Father dijo...

Esta canción ahce de algunos segundos algo eterno en la versión de Buckley. luego ha sufrido otras (vergonzosas las de Bono/U2, siguelacorriente de Rufus Wainwright...)


No hay mucho más que añadir. es una de las mejores canciones de uno de los mejores, versionada por otro de lo grandes.

Tremendo diwsco este Grace. el principio de Lover.... me parece de una delicadez increíble.

Yo creo que Buckley y Shannon Hoon (Blind Melon) eran los mejores de los 90 en USA. Con Hoon lo dije en su momento y con Buckley años después al descubrirlo tras seguirle la pista a Nick Drake y a su padre, Tim. Es muy fácil acudir a los malditos... pero bendita música nos dejaron.

Salvando las distancias con JB, una coincidencia: solo me queda lamentar haber descubierto este blog tan tarde. Enhorabuena. Suerte. Gracias.

Aleluya.